Con el pretexto de que la movilidad sostenible llegue a un total de 15 distritos de la ciudad, el Ayuntamiento de Madrid presentó este lunes un nuevo servicio de bicicletas eléctricas que funcionan sin base fija y llamado BiciMad Go. La flota está formada por más de 400 dispositivos y la mitad están disponibles desde este mismo martes, ahora bien, no es oro todo lo que reluce.

La tarifa que deben abonar los usuarios que pretendan tener acceso a estas bicicletas ascenderá hasta los 5,8 euros la media hora, mientras que las bicicletas tradicionales de BiciMad tenían un precio de 0,5 euros por 30 minutos. Esta cuestión ha provocado una lluvia de críticas al Ayuntamiento, emitidas por los miembros de la oposición y por usuarios del transporte público municipal.

La concejal y portavoz de Mas Madrid en el consistorio de la capital Rita Maestre ha hecho hincapié en la cuestión: “¿Quién va a pagar 19 céntimos por un minuto o, lo que es lo mismo, 5,8 euros por media hora? Es el precio de Bicimad Go por usar sus bicis fuera del ámbito de Bicimad. Es decir, es el precio para los vecinos de Usera, Vallecas o Moratalaz. Los más golpeados por la desigualdad”, se ha preguntado en un hilo de Twitter.

Pin It on Pinterest

Share This