ME QUIERE...NO ME QUIERE...

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.25 (2 Votes)
margaritas 1024x767La margarita es la flor de los enamorados por excelencia. ¿Quién no ha deshojado una anhelando que el resultado fuese un sí? Existen diferentes teorías e hipótesis que intentan explicar el origen de esta curiosa costumbre. Algunos afirman que comenzó en la Francia medieval. Cuando una joven debía casarse o quería hacerlo tenía que coger o arrancar un ramo de margaritas blancas sin mirar. Al terminar, la cantidad de capullos que quedaran cubiertos indicarían si el hombre en cuestión estaba enamorado de ella, así como el número de años que debía esperar hasta que se celebrara el matrimonio. También se dice que muchos hombres deshojaban margaritas blancas para saber si la mujer a la que amaban les terminaría entregando su amor, con el fin de decidir si la conquista sería complicada o no.

También está la tradición oriental. Se dice que los enamorados ocultaban un pétalo de margarita en sus pantalones. Si transcurrido un día, el pétalo seguía conservando cierta frescura podía estar feliz porque la persona amada le correspondía.

Pero además de esta curiosidad, las margaritas tienen propiedades curativas. Son calmantes, sedantes, digestivas, ideales para tratar problemas de acidez de estómago. Se consumen secas en infusiones, una margarita por taza es suficiente, aunque no es aconsejable su toma durante muchos días. También pueden estar presentes en la cocina. Los más atrevidos las consumen en ensaladas. Para utilizarlas de este modo deben de ser muy frescas.

No olvidemos su uso mágico. Simplemente con tenerlas cerca y respirar su aroma nos ayudan a superar los momentos difíciles, nos aleja de la soledad y aumenta la capacidad de dialogar con el prójimo. Sin dejarnos su uso principal, el decorativo. Su color blanco combina con cualquier planta y su resistencia nos permite cultivarlas casi en cualquier lugar que deseemos.