CIFUENTES: CRÓNICA DE UNA DIMISIÓN ANUNCIADA

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

ccifuentesavtTras varias semanas envuelta en la polémica por el máster de la Universidad Rey Juan Carlos, Cristina Cifuentes dimitió ayer como presidenta de la Comunidad de Madrid.

El detonante: un vídeo del año 2011 en el que, presuntamente, se ve a la política del Partido Popular retenida por la seguridad de un supermercado, donde habría robado dos envases de cosméticos. Entonces, Cifuentes era diputada y vicepesidenta en la Asamblea de Madrid. Y sólo ocho meses más tarde, se convertiría en delegada del Gobierno. 

De momento, el hasta ahora portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, ejerce la presidencia en funciones, hasta que el jefe del Ejecutivo nacional, Mariano Rajoy, determine quién será su sustituto de aquí a las elecciones de 2019.

Tras la rueda de prensa en la que anunció su dimisión, Cifuentes envió un mensaje a los diputados de su Grupo Parlamento, donde anunciaba su intención de continuar al frente del PP de Madrid. Al parecer, también pretende mantener su acta de diputada en la Asamblea. 

En relación al vídeo del supuesto hurto, publicado en exclusiva por OKdiario, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto una investigación, según ha informado en su cuenta de Twitter. La AEPD es el organismo público encargado de garantizar el derecho a la protección de datos.

La grabación, obtenida de una cámara de seguridad en el supermercado Eroski que estaba frente a la Asamblea de Madrid, debería haberse destruido o borrado, como muy tarde, un mes después de registrarse. Sin embargo, alguien la ha conservado durante siete años. El responsable, por tanto, se vería en la obligación de pagar una multa de hasta 300.000 euros.

En el apartado de las reacciones políticas a la dimisión de Cifuentes, el portavoz de Ciudadanos en el Parlamento madrileño, Ignacio Aguado, ha comentado que "llega tarde", pero que "permite poner punto y final a una etapa oscura". Aguado aboga por una solución a la murciana: el nombramiento de un presidente interino que agote la actual legislatura.

Mientras tanto, el PSOE, que cuenta con el apoyo de Unidos Podemos, no da por perdida la batalla y va a desplegar la segunda fase de la operación con el objetivo de desalojar a los populares del Gobierno regional. El portavoz socialista en la Asamblea, Ángel Gabilondo, dio ayer el primer paso, ofreciéndose para la investidura.