COSAS DE LAS QUE NO DEBES PRESUMIR

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)
using-social-media-for-personal-branding.jpgEs fácil conocer a alguien vanidoso y presumido a nuestro alrededor. Este rasgo del ser humano tan común puede hacernos en ocasiones sentir incómodos y sentir verguenza ajena. La presunción es un síntoma de inseguridad. Necesitamos la aprobación del mundo para sentirnos bien. Las redes sociales son un claro ejemplo de esta necesidad. Mostrar y alardear de nuestra vida es algo que a diario se hace para sentirnos más populares. Pero más allá de las redes está la vida real, en la que cometemos el error de alardear de situaciones, que lejos de hacernos sentir populares, puede dar la imagen de ridículos.  Prohibido pavonearse de  tener muchas conquistas, a priori puede parecer muy interesante ser un seductor y quedar bien entre los amigos, pero la voz se corre y en las relaciones posteriores no será buena imagen. También puede quedar gracioso decir que no nos gusta leer. Nada peor que alardear de ese acto. Según un estudio de la universidad de Yale, en EE.UU, afirma que las personas que leen viven más y lejos de parecer un efecto divertido se transforma en incultura. Y ¿cuántas veces hemos dicho? "estoy muy cansado". Esta frase la decimos para que los demás nos digan "tienes que descansar" o "cuídate". Pero nos encontraremos con alguien que diga "tu no sabes todo el trabajo que tuve ayer, no creo que estés más cansado que yo". El 85% de los españoles padecen de cansancio y el 70% de estrés. Con estas cifras ¿por qué presumir de que estamos más cansados que los demás? Y por último, ¿quién no ha oído decir? "Yo controlo, voy bien" cuando "litros de alcohol corren mis venas"  que presumir de un acto tan peligroso,como es el conducir habiendo ingerido alcohol.