Son muchas las personas que sufren dependencia del teléfono móvil y están conectadas las 24 horas, y los expertos piensan que el perfil del nomofóbico es el de una persona que tiene poca autoconfianza en sí misma y baja autoestima, con carencia de habilidades sociales y de resolución de conflictos, y que en su tiempo de ocio solo usa el móvil y parece incapaz de disfrutar sin él.

En cuanto a la edad, este trastorno es más habitual en adolescentes, pues tienen más necesidad de ser aceptados por los demás y están más familiarizados con las nuevas tecnologías.

Las cifras son concluyntes, 8 de cada 10 españoles la padecen y es que el 53% de los usuarios de smartphones sufre ansiedad al perder su dispositivo o al quedarse sin batería, según el Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad.

Estos son algunos síntomas de la nomofobia: