DETALLE DE LOS PANTALONES

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)
La elegancia del hombre IICINTURA: Determina la talla del pantalón. Debe quedar por encima de la cadera. Es un detalle a tener en cuenta que lleven una cinta de espuma en el interior para sujetar la camisa y esta no se salga después de muchas horas fuera de casa.

TIRO: Es la distancia entre la cintura y la entrepierna. Ha de adecuarse a la altura del caballero que viste el pantalón, para evitar estrecheces incomodas y antiestéticas.

LARGO: Para medir la perfección del largo del pantalón es necesario caminar con el calzado puesto. Mejor ligeramente corto que largo.

RAYA: Ha de situarse en el centro de la pierna. Se logra con un planchado adecuado y da el toque de elegancia que tiene un buen pantalón de vestir.

BAJO: Puede ser con vuelta o sin ella. Para una situación clásica y elegante nunca debe llevar doblez, pero sin embargo en situaciones más informales, la vuelta da un toque muy British.

DECÁLOGO DEL BUEN VESTIR. LO QUE TODO HOMBRE DEBE SABER PARA ESTAR ELEGANTE

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (2 Votes)

Decálogo II

 La apariencia es cada vez más importante en el nuevo hombre, y tiene su reflejo tanto en los negocios, donde en las reuniones de trabajo se puede ver como ellos se han vuelto más coquetos, como en la vida privada.



                            PACO CECILIO ha editado un decálogo de etiqueta que quiere segur la máxima del literato francés Honoré de Balzac : “ El bruto se cubre, el rico se adorna, el fatuo se disfraza y el elegante se viste “.


                            Este decálogo pretende enseñar a los hombres unas normas básicas de elegancia para las grandes ocasiones tanto personales como profesionales.


                            1.- Traje con dos botones siempre abrochados la americana el botón de arriba. Solo se desabrocha para sentarse.

                            2.- El color negro, azul marino y gris estiliza la figura y resalta la elegancia. El negro sólo se recomienda en cenas de gala o funeral. El gris para eventos de día y el marino y marengo para eventos de noche.

                            3.- Los zapatos de piel y siempre limpios. Un zapato viejo o sucio desvirtúa totalmente el traje. Con traje gris claro por el día podemos usar zapatos marrones claro, camel o coñac. Con traje gris marengo o negro, siempre zapato negro. Con azul marino, zapato marrón oscuro.

                            4.- El cinturón de piel y siempre a juego con los zapatos. Muy recomendable y elegante el uso de tirantes.

                            5.- El pantalón debe tener la medida exacta, ni corto enseñando el calcetín, ni largo haciendo arruga en el empeine. A gusto del hombre puede llevar el bajo con vuelta.

                            6.- La camisa rica en algodón y sin bolsillo en el pecho. Nunca de manga corta y a ser posible semientallada.

                            7.- La manga de la camisa debe ser, al menos, cuatro o cinco cms. más larga que la manga de la americana para dejar ver los gemelos.

                            8.- La corbata nunca debe quedar por debajo del cinturón. Esta es la clave para saber la distancia adecuada a la hora de anudar.

                            9.- La camisa debe ser de colores discretos: blanca, celeste, rosa, malva….Estos colores harán protagonista a la corbata.

                            10.- Calcetines del color del zapato o del pantalón y pañuelo en el bolsillo de la americana a juego con la corbata. Ahora hay mucha tendencia a los calcetines de fantasía, pero mucho cuidado con arriesgar demasiado.

Ser elegante también en la mesa

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Elegante en la mesa 1Llevamos años, concretamente siete, hablando de la elegancia en el vestir, pero el hombre actual, moderno, ejecutivo y emprendedor también debe serlo en otros muchos aspectos de su vida. Hoy vamos a hablaros de la elegancia en la mesa. Puede ser una reunión de trabajo, una comida de amigos o familiares o simplemente, una cena con tu prometida. Las cenas más formales requieren de un comportamiento más esmerado. Igual pasa en las comidas.

Salvo acuerdo entre los componentes de la mesa, nunca te quites la americana. Permite que las mujeres elijan el sitio al igual que sean las primeras en ver la carta. Cuando se acerque el maitre que sean ellas también las primeras en pedir los platos. Recuerda, en la mesa también debes ser un señor.

Cuando sirvan los platos espera, primero que el camarero haya servido a todos, y seguido, que todos los comensales estén preparados para empezar a comer.

Antes de servirte la bebida, debes llenar los vasos de tus acompañantes. Cuando se acabe tu vaso de líquido, debes repetir el mismo gesto. Primero los demás vasos, y después, el tuyo. Este detalle demostrará tu educación y respeto.

Si la comida es, más o menos, informal y decidís compartir los platos en el centro de la mesa, no seas egoísta y te lleves la mayor cantidad. Reparte equitativamente entre todos. Si entre los platos se encuentra una ensalada, esta la debes aliñar en tu plato, nunca en la ensaladera. No todos tienen que compartir tu gusto por el aceite y vinagre.

Llegado a los postres mantén el mismo comportamiento. Si también decidís compartirlo, reparte primero a los demás. Mi consejo en este caso es no hacerlo. El postre suele ser plato único y cada uno tendrá su gusto. En este caso lo mejor es cada uno pedir el suyo. Es el mismo caso del café. No vais a pedir un café y repartir en diferentes vasos. Unos querrán café solo, otros con leche, otros cargados. ¿Habéis pensado la cantidad de posibilidades que ofrece una sola bebida?