Peguerinos y Turigrinos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

PequerinosSí, soy un turigrino. He de reconocer que desde hace ya varios años, desde que me “emperejilé” con la idea de hacer el Camino de Santiago, le dedico cada verano una semana a recorrer a pie una parte. Que este año el cuerpo me pide caminar parte de Cantabria, pues se lo doy…, que para el próximo hago Galicia, púes allá que voy. La única coherencia que procuro mantener es la de empezar o terminar cada tramo ligándolo copeguerionos1n el anterior. En eso no hago trampas…

La primera vez que escuché esa palabra, me hizo mucha gracia. Como habéis podido intuir turigrino es un vocablo que relaciona dos conceptos: peregrino y turista. Acabo de llegar a los sesenta. Me siento joven de espíritu y aunque con algún remiendo, mi cuerpo todavía me acompaña. La verdad, no tengo necesidad de plantearme proezas…

Quiero la aventura, el disfrute, el reto del Camino, pero si puedo evitar alguna incomodidad lo hago.

No empiezo a caminar antes de las 8 u 8 y media de la mañana y habiendo desayunado bien, cosa que me paPeguerinos2rce importante. Tampoco llevo toda la mochila a la espalda porque para eso existen alternativas que lo pueden evitar. No me hospedo en los albergues de peregrinos, porque no quiero entrar en la disputa de ver quién llega más pronto para ocupar la plaza, y suelo reservar en hostales u hoteles con anterioridad, alternativa que por otro lado me procura más comodidad, un mejor descanso y mayor intimidad, aunque tenga que rascarme un algo más el bolsillo. Tampoco entiendo como única opción los, algo más económicos menús de peregrinos, si no me gusta lo que me ofrecen. Pero pasito a pasito, solo o acompañado, recorro el trayecto señalado como todo hijo de vecino y peregrino que se precie.

Disfruto del Camino, esa es la tremenda verdad. Disfruto de los olores, de los colpeguerinos3ores, de los sonidos, o de la falta de algunos de ellos. De los pequeños detalles: unas ruinas, un destartalado puente, un enanito de porcelana colocado graciosamente en un jardín, una playa poco accesible y desierta, unas flores silvestres conformando un posible cuadro a pintar…, imágenes que quedan celosamente guardadas en mi retina y en mi móvil. Momentos y escenas que procuro acumular cuidadosamente en mi cerebro con el propósito de ir usándolas, como munición, durante el resto del año.

Peregrinos y turigrinos tampoco nos diferenciamos nada en las razones para emprender el Camino. Yo soy agnóstico, pero cada persona tiene las suyas y todas son valiosas y merecen respeto. Jamás se me ocurrió hacer esta pregunta a ninguno de los caminantes con los que me crucé o acompeguerinos4pañé durante una parte del trayecto. En ocasiones bastaba con un “buenos días” y un “feliz camino”, acompañados con una sonrisa cómplice de hermanamiento que siempre era bien aceptada. Recibía recíprocamente una respuesta similar en cualquier idioma.

Y el año que viene ¿qué? Pues el año que viene “dios dirá…”

Paco Nieto (director del programa Cuentos del Escuadrón en ClickRadioTv)peguerinos 5

Posdata: Quiero recordar con cariño a Fran de Madrid y Daniel de Niévares, a Elia de Londres y Stefan de Georgia, a Semer que ejerce de médico en Gijón, a la simpática Laura de Italia y su amiga Szimonetta de Hungría y a otros pocos que anónimamente han querido enviar un cariñoso saludo a nuestra emisora ClickRadioTv. Espero que seamos capaces de profundizar esta incipiente amistad con nuestro esfuerzo y trabajo diarios.

 peguerinos6